Recuerdo

Hoy me acordé de ti.

Bueno, lo hago muy seguido, y tan solo ver tus fotos en mi pared me hace sonreir, pero hoy -ahorita de hecho- estoy acostado en mi cama viendo al techo en la oscuridad y se me vino a la mente…

Tal vez por ser tan parecido a aquellas veces en que nos acostábamos en el pasto en un parque y veíamos al cielo mientras platicábamos porque la verdad no teníamos nada mejor que hacer.

Recordé aquel día que llegué a Querétaro y tenía el peor dolor de estómago no se porqué. Me llevaste al hospital, era muy temprano por la mañana y no tardé nada en pasar y que me atendieran. Me recetaron algunas cosas y salimos de ahí a comprarlas. Obviamente no era instantáneo y quien sabe porqué no podiamos ir a tu casa así que, nuevamente, terminamos en un jardín acostados en el pasto.

Era diferente al que comunmente íbamos, era mas bien como un gran camellón. Recuerdo que había una señora con su perro, un pomeranian si mal no estoy, y yo acostado porque me ayudaba a que el estómago doliera menos.

Ese recuerdo me hizo pensar en todas esas veces que nuestros dias de repente pasaban de esa manera. “Sin nada que hacer”. Íbamos a tu oficina y nos quedabamos ahí, sentados. O dábamos vueltas en el carro, como la vez que fuimos a aquella colonia en el cerro, donde se podia ver todo desde arriba y nos quedamos ahi estacionados en una calle sin terminar y que daba a un barranco. Me asustabas haciendo como si fueras a acelerar sin querer.

Una vez salimos a caminar al centro de noche, solo un rato. O preparábamos chicken bake o corn dogs para ver tele en tu sala.

Ahora me pongo a pensar si todo eso en algún momento se volvió aburrido para ti (no que la verdad importe a estas alturas, pero lo hago). No sé, creo que mi nunca me molestó tener esos momentos de “nada que hacer”, a fin de cuentas estábamos juntos.

Creo que debí ser mas espontáneo, mas creativo y usar esos ratos para pasarla mejor aunque fuera encerrados en tu oficina o dando vueltas en el carro.

Ahora creo que puedo hacerlo, si algun dia viene alguien más, y tener esa chispa que despertó en este tiempo que he estado solo. Perdiendo el miedo a hacer el ridículo, a portarme diferente, a ser menos gris.

Recordarnos cada vez me trae mas sonrisas y menos dolor de lo que ya no existe en mi vida. Me trae mas aprendizaje, que espero poder poner en práctica junto con todo lo que he descubierto en este tiempo.

Pero sobre todo el recuerdo mas poderoso que me das, es que es verdad que alguien puede llegar completamente sin avisar, sin quererlo, sin buscarlo y tocar mi vida como tu lo hiciste, justo en estas fechas hace 3 años.

Sin importar que estemos distanciados, que no nos hablemos, que no sepa qué (o si) piensas de mi, tu estás muy cabronamente metido en mi corazón y lo estarás por siempre.

Un pensamiento en “Recuerdo

  1. rosalbagonzalez81 dice:

    Que bonito recuerdo Di.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: