Manténlo simple

Es chistoso como llegamos a pensar que podemos ser inmunes a lo que las cosas que nos suceden nos hacen sentir. Esa definición errónea de “fuerza” que muchos toman de estandarte para pretender que tienen su vida bajo control.

Ese constante miedo a sufrir nos orilla a actuar así, pero ¿qué pasa cuando la cosa es al revés?

No tener miedo a sufrir, me estoy dando cuenta, puede ser bastante confuso. Estar ahí, mostrandote al 100% ante alguien, al principio suena como la mejor manera de hacerlo, luego llegan las dudas, te sientes expuesto porque no estabas acostumbrado a hacerlo así. Solías escoger la mejor máscara para la ocasión, uno 60/40 digamos, lo suficiente para poder tantear las cosas y salir librado.

Ahora estoy expuesto, y de repente me pregunté si es lo mejor, si está bien o no tanto, si me va a servir de algo. Y creo que es la cosa mas chingona que he aprendido en este tiempo.

No soy ningun humano superpoderoso inmune al agüite y al drama (que me sale re bien). En estos dias he experimentado decepción e incertidumbre (en su mayoría producto de mi propia mente), pero también satisfacción, emoción, ilusión y complicidad, solo con platicar con alguien y escuchar su voz. Y la libertad que me da el ser completamente transparente y directo, es la que me ayudará para ir mas allá o retirarme, sin dudas o remordimientos.

Es importante darle el peso que se merece a las cosas que nos dan placer y que éstas opaquen a las que no, porque es lo que hace que un día se torne malo por una simple pendejada y nos sumergimos en un drama que nos hace perdernos de aún mas cosas.

Justo hace rato le dije: “no siento el mismo interés de ti hacia mi”, pero minutos mas tarde caí en cuenta de que era una reverenda mentira. Nadie me había dado ultimamente una sorpresa como la que me dió, y la manera que me ha tomado en cuenta para ser un poco parte de sus dias tampoco debo olvidarlo, y se lo hice saber.

No podemos estar cuidando cada movimiento que hacemos solo para obligar (a dios, a la vida, al universo, karma, whatever) que suceda lo que queremos. Es demasiado complicado y honestamente, no va a funcionar. Lo simple es fluir, con lo que somos y lo que queremos, y supongo que alguna de esas pocas o muchas veces que lo intentemos, lo vamos a obtener.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: