Uno de esos días

Hay días en los que de repente toda esa buena vibrita y la sensación de estar en control de tu vida y tus sentimientos se va al caño por un rato.

Hoy está siendo uno de esos días.

A veces puede ser muy desgastante el tratar de ver todo de manera “positiva”, o el “here and now y que lo demás se me resbale”. Llega un punto en el que no se puede mas y solo te sientes de la verga, como si todo te saliera mal al mismo tiempo. Él sábado pasado me tomé un momento para estar a solas y escuchar música justo en el momento que algo pasó, de repente está chido darse ese rato para masticarlo y tal vez sentirte mal, tal vez llorar y echar drama un momento, para poder pasar a lo que sigue. Afortunadamente pude tener un momento para hacerlo y tener un buen fin de semana, no sin algunas situaciones como recuerdos de fechas importantes el domingo y momentos incómodos el lunes.

Y aquí es la parte donde se siente que todo sale mal al mismo tiempo, o que ya es demasiado que toda esa pinche “inteligencia emocional” termina por servir para pura verga y, si son como yo, terminan divagando en pedos mentales muy extraños. Cosas como darle vueltas a asuntos del ego, enojarte porque crees que no los mereces, extrañar a alguien, sentirte solo, pensar que toda esa mierda de que estás soltero y feliz es una pinche máscara, sentirte mas solo, arderte por cuestiones del pasado que se supone ya has superado, sentirte mal por cosas que ni siquiera han pasado (o que tal vez jamás pasen) y pensar “que culero sería eso” y tener miedo de la nada. Uno de ‘esos’ dias, como hoy.

It’s like depression all over again!

Pero hasta cierto punto no está mal ser vulnerable. Honestamente me caga toda esa banda que se la pasa posteando pensamientos de power point sacados sabe dios de donde, con mensajitos predefinidos de como no necesitan a nadie para ser felices y que son unos cabrones y que la mano del muerto.

Nel.

Soy humano y estoy jodido y amargado y deprimido y orgulloso y eufórico y confundido y melancólico y agradecido y sonriente y tengo días bien pinches chingones y tambien días mierdas. No les huyo, no los aborrezco, no los niego, pero si los sobrepaso. Lo importante no es llegar a una felicidad absoluta (que, solo para dejar claro, no existe), sino que los días donde te sientes pleno, chingón, feliz y que todos te la pelan, superen con creces a unos de esos días.

Como hoy.

3 pensamientos en “Uno de esos días

  1. And that’s why we were put the same name on our Birth Certificates… And this is when I realize that everyone is, esentially, the same :’3
    Luv and hell, do I miss you lots.

  2. Huber Lopez dice:

    Te amo gordi, amé esto.❤

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: