Matrimonio gay y ??tica p??blica

Por Marta Lamas (Proceso.com.mx??http://proceso.com.mx/opinion_articulo.php?articulo=74062#)

En octubre pasado algunos representantes de la comunidad??LGBT??presentaron a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal un proyecto para reformar diversas disposiciones del C??digo Civil y del C??digo de Procedimientos Civiles con el fin de instaurar el matrimonio entre personas del mismo sexo.??

Dado que en el DF ya existen las sociedades de convivencia, que reconocen contratos de uni??n y responsabilidad entre personas del mismo sexo, ??por qu?? entonces exigir la figura de matrimonio civil???

Hace a??os, cuando la demanda cobr?? actualidad pol??tica en Europa, la revista brit??nica The Economist se??al?? el quid del asunto: se trata de una exigencia de igualdad ciudadana (6 de enero, 1996). S??, en el fondo la cuesti??n es el reconocimiento de lesbianas y homosexuales como ciudadanos con iguales derechos que las personas heterosexuales, incluyendo el derecho de formar una familia.??

??Por qu?? se oponen los conservadores? Porque no es ???natural???, porque va contra el dogma cat??lico y porque, como expres?? el diputado Eguren Cornejo, del PAN, ?????qu?? garant??a de vida normal podemos dar a una persona cuando dos personas del mismo sexo lo quieren adoptar, si hoy en d??a tenemos problemas de familias disfuncionales aun siendo heterosexuales???? (La Jornada, 11 de noviembre).??

La l??gica no es el fuerte del diputado. As?? como la heterosexualidad en s?? misma no es garant??a de funcionalidad familiar, de igual manera la??homosexualidad??tampoco es garant??a de disfuncionalidad.??

Psicoanalistas con una pr??ctica cl??nica con familias homoparentales descartan que el supuesto da??o psicol??gico que las criaturas podr??an sufrir si se cr??an en ese tipo de hogar sea mayor que el que podr??an padecer en una familia de padres heterosexuales.??

Adem??s, pensar que la??orientaci??n sexualpaterna y materna garantiza la salud mental es, precisamente, desde??ar muy convenientemente el hecho innegable de que las familias con padres y madres heterosexuales han estado produciendo de manera sostenida psic??ticos, criminales y personas con todo tipo de trastornos de la conducta.

La comunidad??LGBT??exige igualdad ciudadana, y con ella el derecho a formar una familia, con hijos propios (con reproducci??n asistida) o adoptados. En el debate sobre la posibilidad de que lesbianas y gays adopten hijos vale la pena recordar el esc??ndalo que se dio anteriormente en relaci??n a las familias monoparentales, las recompuestas y las ???artificiales??? (a partir de las nuevas tecnolog??as reproductivas).??

Tambi??n entonces los conservadores pusieron el grito en el cielo y lanzaron sombr??as predicciones sobre los efectos negativos que iban a tener dichos arreglos familiares en las inocentes criaturas. Hoy, pese a tan t??tricos augurios, estas familias han demostrando que de madres solas o de padres divorciados no necesariamente resultan personas delincuentes o anormales.

Las posiciones conservadoras se aferran a una creencia sobre lo ???anti-natural??? de lahomosexualidad??y olvidan que justamente la antropolog??a y la historia han comprobado la ???naturalidad??? de las pr??cticas homosexuales en todas las sociedades a lo largo de la historia.??

Tambi??n ignoran los planteamientos psicoanal??ticos sobre la??bisexualidad??innata de la libido. Pero, sobre todo, desconocen que en una democracia laica y pluralista (como intenta ser la mexicana) no es v??lido fijar un imperativo ??tico ??nico a partir de creencias religiosas que postulan un supuesto orden ???natural???.??

El matrimonio civil de personas del mismo sexo no vulnera los derechos de terceros. Es probable que quienes siguen concibiendo a lesbianas y gays como personas degeneradas o enfermas se nieguen a aceptarlo. Pero asociar la??homosexualidad??a patolog??a o depravaci??n es ignorancia, fanatismo o mala fe.??

Un ejemplo de las aberraciones discursivas de la derecha para oponerse al justo reclamo de lesbianas y homosexuales de ser tratados igualitariamente es la frase que solt?? el diputado Eguren Cornejo, del PAN: ?????Queremos convertir al DF en la jaula de las locas????. No, diputado, queremos que siga siendo la ciudad m??s avanzada del pa??s en materia de derechos humanos.??

El exabrupto homof??bico del panista es un indicador de la resistencia que habr?? en la Asamblea. Habr?? que trabajar para que la sociedad escuche una postura informada cient??ficamente sobre la cuesti??n. ??Preocupa el desarrollo ps??quico de las criaturas en familias homoparentales? Que se difunda el estado de la investigaci??n sobre el tema, que se hagan foros con especialistas, que se consulte con Espa??a, Canad??, Suecia o alg??n otro de los pa??ses que ya han borrado la referencia al sexo en los contratos matrimoniales, lo cual permite que se casen personas del mismo sexo.??

El tema del matrimonio??gay??es el de la igualdad ciudadana. Se equivoca el panista cuando dice que ???el PRD busca destruir a la familia como instituci??n b??sica de la sociedad???.??

Al contrario, al ser congruente con una ??tica p??blica laica y una pol??tica antidiscriminatoria, el PRD defiende la postura consistente en que todos los ciudadanos, independientemente de su??orientaci??n sexual, tienen el mismo derecho a constituir una familia. As??, el PRD ensancha el sentido exclusivista de la familia tradicional. Veremos hasta d??nde dicha ampliaci??n es comprendida por los otros partidos en la ALDF.

Etiquetado ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: